Las incoherencias que todos sufrimos. Verdugos y víctimas.

Tras la masacre sufrida a comienzos de este mes de junio de 2016 en nuestro Río de Oro surgen muchas preguntas. Y la primera que quiero compartir con todos vosotros es sobre los humedales los cuales, como todos sabéis, son una de las principales salvaguardas del planeta, por ser un lugar de densa vida.

Vaya, pues resulta que el Río de Oro es un humedal. Es algo obvio, pero no sólo lo digo yo. También se ajusta a la legislación española.

Real Decreto 1/2016, de 8 de enero, por el que se aprueba la revisión de los Planes Hidrológicos de las demarcaciones hidrográficas del Cantábrico Occidental, Guadalquivir, Ceuta, Melilla, Segura y Júcar, y de la parte española de las demarcaciones hidrográficas del Cantábrico Oriental, Miño-Sil, Duero, Tajo, Guadiana y Ebro.

Captura de pantalla 2016-06-22 a las 15.36.41

En el Reglamento del Plan Hidrológico  encontramos:

Captura de pantalla 2016-06-22 a las 15.38.18

Y también en la legislación internacional. Y lo dice hasta el MAGRAMA 

Captura de pantalla 2016-06-22 a las 15.39.34

Y seguimos con el MAGRAMA:

Captura de pantalla 2016-06-22 a las 15.40.33

Y concluimos hasta con la RAE:

Captura de pantalla 2016-06-22 a las 15.41.23

Ante todo esto no cabe otra que concluir que el Río de Oro es un humedal. Y ahora bien, ¿qué dice la CHG?

En la memoria del Plan Hidrológico de la Demarcación de Aguas de Melilla  encontramos:

En el anejo 2 de dicho plan se expone:

Captura de pantalla 2016-06-22 a las 16.24.31

En el anejo 3 se afirma:

Captura de pantalla 2016-06-22 a las 16.25.29

Ante ello cabe concluir que la CHG delimita que el Río de Oro es humedal, masa de agua modificada y afectada por contaminación antrópica, con un estado de aguas en 2015 que, sin llegar a malo, no es bueno y que tiene importancia en el abastecimiento de aguas de la ciudad.

Además parece que la CHG se olvida también de que el Plan Estratégico Español para la conservación y el uso racional de los humedales tiene los siguientes fines:

Captura de pantalla 2016-06-22 a las 16.27.41

Es más, en 2011 un total de 160 países, entre ellos España, fueron signatarios del Convenio de Ramsar, arriba indicado, cuyo objetivo es la protección de los humedales por su valor incalculable en la protección y equilibrio de ecosistemas y biomas.

Conclusión: la CHG en el trato al Río de Oro, particularmente tras la última devastación, es incoherente con el contexto jurídico nacional, con el convenio de Ramsar (fundamentación y definición del mismo), con la tendencia a proteger los humedales y, sobre todo, consigo misma, porque bosqueja que el Río de Oro es un humedal importante a descontaminar y proteger. Si a esto unimos el daño ornitológico producido este mes no parecerá disparatado pensar que toda esta concatenación de incoherencias y agresiones responde a motivos de toda índole menos medioambientales.

Esta es la CHG. Y sus incoherencias no las padecen ellos desde sus despachos en Sevilla, las sufrimos todos nosotros, los del rincón azul.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s