¿La casa por el tejado?

Hace unas fechas el Consejero de Fomento y Deportes, M. Marín, anunció que la calle La Legión, calle principal del barrio del Real, iba a sufrir una serie de obras tendentes a hacer más residencial el barrio y devolver el protagonismo al peatón y el ciclista. La obra consiste básicamente en igualar la altura de aceras y calzada y reducir el ancho de la misma y, afirma el consejero, se ha consensuado con vecinos del barrio. La obra uniría desde los altos del Real hasta el Paseo Marítimo Mir Berlanga, atravesando una importantísima arteria de tráfico: la calle Gral. Astilleros que conduce a la frontera con Marruecos. Igualmente el vehículo pesado se desviará por otras calles y la velocidad máxima será de 20 km/h.

Se trata de una obra que durará 8 meses y que afectará a unos 30000 m2.

Obviamente se plantean ciertos problemas como:
1- ¿Cómo afectarán estas medidas a los comerciantes y hosteleros de dicha calle?
2- ¿Qué repercusiones tendrá el desvío del tráfico por otras calles?
3- ¿Cómo se señalizarán las aceras para que se eviten estacionamientos indebidos, tan frecuentes en Melilla?
4- ¿Qué grupo de vecinos ha sido consultado y qué grado de consenso ha sido el conseguido?
5- ¿Cómo afectará al tráfico de General Astilleros, particularmente el destinado a la frontera de Beni-Enzar?
La iniciativa, no obstante, tiene un lado innegablemente positivo: favorecer al peatón y el ciclista en una ciudad con una altísima densidad de vehículos a motor y un nivel de incomodidad, ruido, peligro y contaminación considerables. Ahora bien, ¿es esta la forma de acometer el tránsito a una Melilla sostenible?

Desde las plataformas Con Bici y Ciudades que Caminan se exponen líneas generales para acometer dicho propósito. El primer paso debe ser educativo (formar, informar, animar, orientar), acompañándolo de un buen servicio de transporte público del que Melilla adolece y que apenas se utilizaUn segundo paso, lógico y natural, debería ser restringir el uso del automóvil y el fomento de zonas peatonales o muy reguladas. En un tercer paso, se trataría de modificar infraestructuras y trazado urbano para que cuajen estas medidas. ¿Se está haciendo así?

Cabe, por tanto, pensar que las medidas proyectadas por el gobierno local pueden ser, como reza el dicho, empezar la casa por el tejado y realizar una obra de unos dos millones de euros sobre unas bases frágiles.

La_casa_del_revés

 

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¿La casa por el tejado?

  1. Pingback: Movilidad imposible. | La mirada verde

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s