¿AlimentándoNOs?

Recibí el otro día la noticia de que el 95 por ciento de las fresas españolas contiene pesticidas, algunos de ellos son disruptores endocrinos ,  es decir, sustancias que pueden alterar el sistema hormonal humano y que están relacionadas con enfermedades crónicas como problemas de fertilidad, cánceres de tipo hormonal (de mama, de próstata, de testículo), daños cerebrales, obesidad o diabetes. Noticia que da que pensar, porque ¿quién no compra fresas y las pone a los niños? ¡Qué deprimente que algunos llenen sus bolsillos a costa de la salud de otros!

Pero es que hoy me ha llegado la noticia de que Monsanto (sí, la productora del Glifosato, que tiene de todo menos de santo) ha conseguido la patente del brócoli. Por lo que a partir de ahora se puede abrir la compuerta en Europa para que cualquier alimento que llegue a nuestra mesa sea susceptible de haber sufrido una modificación genética. Y eso no beneficia ni al medio ambiente, ni a la biodiversidad, ni a la agricultura sostenible y mucho menos a nosotros, porque nos puede perjudicar seriamente la salud.

Esa manipulación sólo beneficia a unos pocos que, por cierto, ya tienen los bolsillos bien llenos. De hecho la“Organización Mundial de Alimentos de la FAO cree que la industria está planeando explotar las patentes sobre la cría convencional. Según las cifras, las ventas globales de plantas patentadas derivados de la reproducción convencional aumentarán de momento, alrededor de 700 millones de dólares a 3 mil millones de dólares estadounidenses en 2020. Estas cifras se basan también en las patentes concedidas por la EP (Oficina Europea de Patentes)”.

Y eso  es indecente, porque una se guía por la “Guía verde y roja de los alimentos transgénicos”, intenta comprar localmente, ecológico cuando puede… Pero, ¿quién te defiende de ellos cuando compras una fresa, una manzana o un brócoli?¿Qué podemos hacer?

Aparte de informarnos e indignarnos, muy lícito y necesario para empezar a movernos , podemos actuar. Existe una organización:  “No patents on seed” que lucha por que no se saquen patentes de las plantas ni de los animales, a la que nos podemos unir firmando la petición que hacen . Ya he firmado.

¡Ah! Y si quieres conocer más de la multinacional que tanto daño está haciendo al medio ambiente,  te recomiento el documental «El mundo según Monsanto» de Marie Monique Robin, ganadora del premio noruego «Rachel Carson Prize» de 2009 dedicado a mujeres ambientalistas.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s